sábado, 12 de septiembre de 2015

Inevitable

Es fácil desprenderse de la piel
levitar unos centímetros de suelo cuando te miran de soslayo,
cuando te miran, se relamen,
y vuelven a mirarte con ojos lobunos.

Es fácil desearse cuando te desean,
ansiar tu propia piel,
acariciarte donde hace tiempo no lo han hecho,
y sonreír al sentir el placer del amor propio elevado al éxtasis.

Una trampa llamada juego,
una red llamada seducción y deseo,
ganar y perder,
tira y afloja,
un jugo casi olvidado,
una llamada al instinto base
a lo más primitivo del ser,
a esa parte de mí
que por más que lo intente no consigo domar .

lunes, 7 de septiembre de 2015

Propósito de enmienda


Podría confesarme
pedir perdón  por todo el daño cometido
y hacer propósito de enmienda
a favor de aquellos años lastimeros,
del tiempo perdido reviviendo aquellas sombras de antaño
que aún tratan de tiznar de gris algún rincón de mi pecho.

Dejarme caer arrodillada
y pedir clemencia por mi lentitud de comprensión
por tanto silencio,
por tanta frase inconexa, inacabada…

Por no haber sido yo cuando debía
por haber tardado tanto en quitarme la coraza
y hacer comprender que no soy más que pétalos y sangre.

De perdonarme,
por haber dicho sí cuando en realidad era no,
por haberme desnudado vez tras vez frente a unos ojos vacíos,
por haberme despreciado, ignorado y silenciado,
por perder durante tanto tiempo mi nombre creyéndome nadie para pronunciarlo
pensando que solo cobraría sentido si salía de otra boca.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Mi libro


     Hay algo que quiero contaros que me hace feliz y me atemoriza a partes iguales. Me publican un libro.Y lo digo con la voz bajita para que mis fantasmas no se despierten.
     Para los que me lleváis siguiendo años os diré que no es un libro de poesía, ya sabéis que yo soy “cuentista de nacimiento y poeta por necesidad”, lo de la poesía siempre fue más un desahogo y lo que realmente me llena es la narrativa.
      Así pues, me publican el libro que en un principio llamé “El precio de una vida” y que después de darle unas cuantas vueltas decidí rebautizar como “La sonrisa dormida”. Algunos posiblemente conozcáis algún fragmento de ella. Es una novela para todos los públicos, aunque considero que es más juvenil, pues baraja cuestiones que suelen inquietarnos a todos pero más a los jóvenes.
      Los valientes en publicármela son Ediciones Atlantis, odiados por muchos, amados por muchos otros. Yo solo puedo hablar bien de ellos y darles las gracias por confiar en mí y en mis letras. En los tiempos que corren es muy difícil que una editorial se decida a publicar a un escritor novel sin que el escritor tenga que hacer ningún desembolso económico y Ediciones Atlantis ha confiado en La sonrisa dormida. Así que vuelvo a decir que estoy enormemente agradecida.

     Aprovecho la ocasión para daros las gracias a todos los que estáis ahí al otro lado leyéndome y me habéis valorado como escritora o mejor dicho, como comunicadora de sentimientos. Gracias.

martes, 29 de julio de 2014

Si hay algo que duela más que Julio sin ti
 es Julio sin mí,
de ti ya casi no me hablan los meses
salvo algún fin de estación lastimero
que se empeña en adherirse a mis talones.

Desde que imagino que no existes han nacido nuevas playas
nuevos horizontes e islas,
besos, caricias y sexo
del bueno, del de verdad
de sudor y saliva,
sexo en el que me convierto en océano
y acaba todo con un naufragio entre mis piernas.

Nunca pensé que hubiese tanta sangre corriendo por mis venas
que la vida que pensé acababa en ti
no ha hecho más que comenzar a latirme en las muñecas,
y tú que me creías muerta, acabada y hundida.

Todavía quedan versos venenosos,
poesía incendiaria
piromanía literaria para el espantapájaros
para el pelele de trapo con carita de niño bueno…
‘SHOW MUST GO ON’

domingo, 27 de abril de 2014

Robos

Ese doloroso momento
en el que abres los ojos del corazón
y te das cuenta de que te robaron los lunes
cuando los tenía tatuados en la nuca
mirando al pasado con poesía en los labios.

Esa cruda manera de escuchar un portazo
sin despedida
sin lágrimas
solo la rabia del no poder siquiera alcanzar con la punta de los dedos
las cuerdas de la marioneta del destino.

Siempre me dueles
a veces hasta la asfixia
otras simplemente eres cosquillas
y me siento feliz.

Y nuevamente mi memoria se burla de tu olvido
 me hiere las plantas de los pies
y quiero ser arena
mar
y sur,
que te ahogues en mí de una vez para siempre
y nos dejemos de tonterías,
de tanto verso
de tanta rendija abierta por donde mirarnos las espaldas.

lunes, 10 de febrero de 2014

Apariciones

Reapareces en mi frágil mundo
dando zancadas de gigante
con los brazos abiertos
pisando mis flores
talando árboles,
con la promesa de llenarme el jardín
con hongos de otro tiempo
con pasados de desván
recuerdos desnatados y edulcorados,
con idea de reorganizar mis emociones
a  mi ‘yo’ recompuesto con pedacitos de amor,
de ese amor que tú no comprendías,
a mi ‘yo’ resucitado de entre los muertos
por el hombre que se enfrentó a Caronte.

Y reapareces,
con sonrisas temblorosas tras el muro
con palabras inacabadas
entre sombras y sombreros,
entre cartas y carteros,
con palomas mensajeras.

¡Mírame a los ojos y dime cómo se llama tu juego!
Me crecieron los días en el calendario,
se me cansaron los ojos,
se me hartaron las ganas,
y no tengo tiempo para tonterías,
así que habla ahora
o calla para siempre.