miércoles, 20 de mayo de 2009

El poema más triste del mundo


Necesito escribir el poema más triste del mundo
y leerlo hasta quedar deshecha,
después lloraré en vertical
como lo hacen las muñecas,
cerraré fuerte los ojos esperando un milagro,
el deseo que todavía no he sabido pedir
y me echaré a dormir
hasta que el sol prometa dedicarme su próximo amanecer
o el mar todas sus caricias,
porque el mar ama a los poetas
y los poetas le aman,
quizá por eso huelo a sal.

Siento un vacío tan grande
que quisiera beberme todas las palabras
esas que nadie se atreve a decir,
las que dan vergüenza por ser demasiado dulces
demasiado bonitas,
quiero llenarme de todo lo que no tienes
para poder llevarlo hasta ti,
tú que siempre apareces en los silencios
a ti,
que te quiero con odio porque te necesito,
que he llegado a amarte con la fe de los infieles.

Voy a escribir el poema más triste del mundo
y te lo regalaré
porque sé que coleccionas penas,
que amas el mar porque eres poeta,
y crees en los amaneceres porque te los cuento
aunque tú no los veas como yo.

Por creerme aunque no lo sepas
porque creo en ti aunque no te vea…

8 comentarios:

pecadocapital79 dijo...

Triste si pero que bonito, se mantiene la gran Loida debe ser que escribir tristezas se te da bien....un abrazo....

Bletisa dijo...

No sé si esque no es tan triste o que me gustan los poemas tristes pero ya me gustaría a mí que alguien me dedicara un poema como este.

Es precioso.

Giovanni-Collazos dijo...

Comparto la opinión de los compañeros...

Es un bello poema.

Un abrazo.

Gio.

Genética Inexacta dijo...

Me parece pecadito que le gusto a las tristezas, quizá sea un poquito como ese poeta al que dedico estos versos.
¿Quién sabe?
Se te quiere niño.

Genética Inexacta dijo...

Gracias Amparo.
Creo que a todos los que escribimos alguna vez se nos ha dedicado un poema. A esta persona ya le he dedicado varios ( por qué será?)

Besitos

Genética Inexacta dijo...

Besitos Gio y bienvenido a este nuevo blog.
Me gusta tenerte por aqui.

sangre dijo...

...No me importa si me lees, aunque se me calme el alma...y te busque en los rincones, donde se esconden mis lágrimas...

Amo el mar, y el te adora mas que a mi...en mis ojos dos gotas suyas, han llorado agua salada llena de algas y reflejos...gritando belleza sin un solo sonido...

No quiero que me dediques poemas...dedicaselos a otras personas, pero escribe...por Dios escribe...que los silencios al mirarte el alma se me vuelvan agua...

Miraré en mi Atlantico junto a mi casa, las olas romper con tu aroma...porque el olor de ti resonara en mis ojos, cuando se llenen de azul, y espuma de olas...

Acallare los sentimientos, y las nubes mojaran mis manos y mi cara...como cuando mojas mis sueños con cada una de tus letras...

Estoy extasiado en esa esquina, en cuclillas, como un niño, me tiemblan la camiseta y mis manos, porque llegaste tu...es un placer que existas, alla...dondequiera que existas...

Pero sigue aqui...aunque no te tenga mas que cuando releo, la belleza, y la sensibilidad que me ha tocado tan profundo el corazón...

Tambien vivo junto a una ciudad con inicial de serie de los 80, pero hacia donde el sol se pone, y estuve recientemente en la tuya dos dias sin saberlo, en un curso...

Anónimo dijo...

q triste pero muy lindo xoxo t.k.m