martes, 1 de septiembre de 2009

No importa




De sobra es sabido que el que calla otorga,
¿y cómo excusarse sin que parezcan excusas?
¿cómo decir tantas cosas que no se quieren contar?
¿cómo hablar,
cómo explicar que a falta de palabras buenos son versos?


Dices “no importa”
y mis ojos se esconden tras los párpados una vez más
esperando que vengas a despertarme un día de estos
que me llames desde la estación
y me digas que llegaste lo más cerca que conocías
aunque el resto del camino deba andarlo por ti,
e iré descalza,
con la melena despeinada y el pijama de arcoiris,
me verás llegar con la maleta a hombros
abierta de par en par para llenarla de eso que no tiene nombre.


Todo es difícil ahora que el mañana está tan amanecido
ahora que tu voz se ha dormido en mis oídos
que tu sonrisa está embargada
que mis esperanzas mueren y resucitan con cada latido,
ahora que entiendo que te perdí hace tanto
que creo que nunca te tuve,
siquiera cuando fuiste mío durante ese instante
en que tus labios rozaron los míos,
cuando se volvió tibio el mar a la altura de tus tobillos
y la arena se volvió un lienzo donde escribirte secretos.


“No importa” dices;
y el mañana está muy amanecido,
pronto será tarde para seguir queriéndote
o será demasiado pronto para seguir amándote a mi manera
mientras tu me olvidas a la tuya.

10 comentarios:

Desconcierto dijo...

exactas tus letras
siempre se meten dentro de mi piel

un abrazo L.A.

Erev dijo...

Delicioso poema.
Me ha encantado.

pecadocapital79 dijo...

uff y con esa musica, esto son versos de esos que nunca cicatrizan...cuidado Loida lo mismo te lo plagian...un abrazo.

Pequeño Peter Pan dijo...

Lo peor de todo, es que me imaginado con un pijama de arco iris!
Me a gustado mucho, desgraciadamente, creo que yo también iría descalzo y sin mirar que hay en el suelo, pero bueno, paso a paso se va haciendo.
encantado de haberte leído.

Genética Inexacta dijo...

Abrazo recibido Antonio, ahora va uno de esos grandes para ti.

Besos miles hasta los madriles.

Genética Inexacta dijo...

Gracias Erev por estar y por tus palabras.

Besos

Genética Inexacta dijo...

El día que cicatricen ( si es que eso ocurre, dejaré la poesía)
Plagiarme a mi? Si soy una anónima ;)
Besos hasta el sur niño Ernesto.

Muack

Genética Inexacta dijo...

Un pijama de arcoiris tampoco está tan mal hombre... seguro que Peter Pan se lo podría.

Besos desde ...Nunca jamás?

Ana Clavero dijo...

No sé ahí, pero aquí anda el sol luchando por abrirse paso con las nubes de levante y yo estoy como revenía, chunguilla, con el ánimo así asao; y no me gusta, niña, no me gusta la tristeza de estos versos, aunque el poema me parezca de una belleza extraordinaria.

Un besazo, Loida.

Genética Inexacta dijo...

Las penas, como las alegrías forman parte del dia a día.
A veces las cosas no son todo lo fáciles que quisieramos y eso duele, pero bueno, no por ello son menos bonitas, no?
Un beso de los grandes y que ese revenimiento se vaya lejos lejisimos, mas alla de Africa.