jueves, 10 de septiembre de 2009


Tengo días sembrados en macetas
para que nunca nos falten,
para que trepen por las ventanas
y no nos dejen escuchar decir “adiós” al sol,
he guardado todos los abrazos que te debo
junto a mis lunes,
para que no mueran como les ocurrió a los viernes,
por si decides sonreír algún día
con tu boca pegada a la mía
y así me dejes tragarme tu risa,
porque debe saber a bufanda en una mañana de enero,
al té de las cuatro y media,
a pecado de media noche,
a luna en su cuarto menguante.


Voy a borrar las huellas que me llevan a ti
y a dejar que seas tú quien las dibuje de nuevo
si es que todavía me quieres;


porque ya no sé si quiero seguir viendo amanecer desde mi cama
o prefiero ver el mar reflejado en tus ojos
hasta que el sueño nos gane un poema.


Tengo las manos dormidas en el regazo,
mejor dormidas que muertas,
mejor dormidas que amnésicas,
mejor mañana que nunca,
mejor tú que cualquiera.

16 comentarios:

Pequeño Peter Pan dijo...

[...]por si decides sonreír algún día
con tu boca pegada a la mía
y así me dejes tragarme tu risa,[...]

Genial, este trozo...me a dejado sin palabras literalmente.

Una sonrisa para ti desde El país de nunca jamas, los niños perdidos y yo, seguiremos sonriendo asta que podamos!

Giovanni-Collazos dijo...

Te leo y me gusta leerte.

Gio.

Erev dijo...

¡Qué miedo da eso de ver espejos en otros poemas...!
Me encanta la melancolía que he visto en el poema (¿Puedo? ¿No?)
Delicioso.

Yo misma dijo...

Te sigo...Y...Te leo
Eres auténtica Genética, dudo eso de inexacta
...

Nebroa dijo...

"y así me dejes tragarme tu risa,
porque debe saber a bufanda en una mañana de enero"

No sé a qué te dedicas, pero hacer canciones con tus letras debería ser obligación

Gata dijo...

Bonito muy bonito...como siempre ¡claro!
un saludo

Desconcierto dijo...

genética-mente poeta

precioso...y melancólico, como el 'adiós' del sol

un beso L.A.

Genética Inexacta dijo...

Sonreid niños perdidos, que campanilla vela por vosotros en algún lugar de Nunca jamás.
Gracias por volar hasta esta ventana pequeño Peter Pan, siempre habrá letras esperando que vuelvas por aqui.
Besos

Genética Inexacta dijo...

Gracias Gio, a mi me gusta recibirte en mis letras.
Besotes

Genética Inexacta dijo...

Puedes, claro que puedes Erev, la melancolía tambien se disfruta.
No temas a los espejos, al final las vidas van todas en paralelo y en un momento dado se parecen tanto unas a otras que pueden asustar, pero eso no creo que sea malo.

Abrazos desde el este

Genética Inexacta dijo...

Pues pasa cuando quieras, y se TU MISMA siempre, que al final eso es lo unico que nos queda.
Besotes grandes.

(la inexactitud es tan grande que a veces me hace perder el equilibrio)

Genética Inexacta dijo...

Gracias Nebroa, me has robado una sonrisa, la música y yo solemos ir de la mano, digamos que en los dias grises ella tira de mi.
Un abrazo desde cerquita.

Genética Inexacta dijo...

Gracias Gata, un gusto verte por aquí.
Ronroneos y esas cosas gatunas.

Genética Inexacta dijo...

Antonio! El chico de la música entre los dedos y las canciones de papel.
Que bueno verte por aquí y saber que te quedas a ratos.
Un beso de los grandes para ti y uno dulce para el dueño de la naricilla simpática.

azote rojo dijo...

En vez de días podías tener marihuana.Gracias por leer al terrorifico Pun , el recientemente denominado,pero poetas de los malditos-malditos.Cuya obra se destaca por no escribir nada de nada.

Genética Inexacta dijo...

Hombre, los días son de todo el año y la marihuana va por temporadas, la marihuana se compra y los dias sin embargo los van robando, van desapareciendo... sale más rentable sembrar días, creeme.

Besotes azules ( que el azul y el rojo hacen violeta)