miércoles, 24 de junio de 2009

Letras espejo

Hace aproximadamente un año hice un viaje a Madrid. Lo cierto es que necesitaba hacerlo, estaba atravesando una época muy mala, tanto que me marché unos días a respirar aire de otra ciudad. Pasé una noche en casa de un conocido, que desde ese día se convirtió en amigo, no solo me ofreció su casa y todo lo que tenía, sino que además me regaló unos cuantos libros: “Trópico de Cáncer” de Henry Miller, “Héroes” de Ray Loriga y “En el camino” de Jack Kerouac. Ayer empecé a leer a Kerouac y lo cierto es que llevo pocas páginas, suficientes para darme cuenta de que tiene una visión del mundo muy especial.
Hay unas líneas que quiero compartir con vosotros, son líneas de algo cotidiano, pero me ha llamado la atención porque… porque…. por eso mismo, porque después de leerlas me he sentido agitada y no sé ni como expresarlo:

"Corrían calle abajo juntos, entendiéndolo todo del modo en que lo hacían aquellos primeros días y que más tarde sería más triste y perceptivo y tenue. Pero entonces bailaban por las calles como peonzas enloquecidas y yo vacilaba tras ellos como he estado haciendo toda mi vida mientras sigo a la gente que me interesa, porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas y entonces se ve estallar una luz azul y todo el mundo suelta un ‘¡Ahhhh!’ "


Es genial saber que no soy tan rara por pensar esas cosas, es genial saber que existe gente que piensa y siente como yo.

8 comentarios:

Isabebelita© dijo...

me ha recorrido un escalofrío por la espalda...mmm, me resulta conocida esa sensación.

me gustas, pequeña, me gustas
besitos con sabor a lacasitos!

hécuba dijo...

Una vez leí que Kerouac había escrito En el camino en 15 días, en un rollo de papel higiénico y totalmente puesto de anfetas. algo que debería ser cierto según el que escribió lo que leí, un mitómano. Después añadió que En el camino había que verlo como un concierto de jazz o de rock, técnicamente imperfecto pero lleno de momentos redondos. Yo lo único que puedo decir es que cuando pienso en el libro de Kerouac lo primero que me viene a la cabeza es la palabra velocidad.
Disfrútalo :)

salvadorpliego dijo...

Mucho muy bonito... Ahhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!


Gracias por compartirlo.

Genética Inexacta dijo...

El gusto es mutuo, lo sabes, verdad?

Nos debemos mas de una borrachera juntas, que a mi eso no se me olvida.

Muaaaaaaaack

Genética Inexacta dijo...

Gracias Hécuba por el apunte, me gusta siempre saber un poquito más de la persona que estoy leyendo.
Ya te conterá que me pareció, de momento la cosa anda calmada.

Besotes y bienvenida a mi mundo.

Genética Inexacta dijo...

Salvador! Que bueno verte por aquí, pasa y ponte cómodo.

Saludos!

Bletisa dijo...

No, no eres rara. Bueno un poco sí, pero sólo para los que dicen que no son raros.

Genética Inexacta dijo...

Entonces mejor decir que somos elegantemente diferentes.

Besotes miles Bleti!!