jueves, 5 de marzo de 2009

Zero

Puedes agachar la cabeza
y mirar por encima de mi hombro
sin encontrar mérito alguno a ese acto,
sigo teniendo las piernas más cortas del calendario
pero correré lejos
a donde no me alcancen tus rosas.
Seis de marzo
y seguimos agonizando,
respirando el oxigeno contaminado de tu burbuja,
rechinan mis ideas como dientes hambrientos de sangre,
de la mía,
veo mi cabeza rodar por el suelo
mientras la gente sonríe y me señala,
la duda no es un beneficio
sino una condena a corto plazo,
y prefiero el peso de la culpa
a tener tu cuerpo desnudo sobre mí
mirando al frente mientras me penetra
mientras martiriza mis negativas,
hombre sordo o mujer muda…

3 comentarios:

Isabebelita© dijo...

bufffff...ese final me ha subido por la espalda, eléctrico y desgarrador, como escarpias me has dejado los pelillos!eres tan minúsculamente grande brujilla...te adoro!

un besazooo
isa

Genética Inexacta dijo...

Eh aqui las verdades Isa... vaya vida perra eh? Menos mal que siempre nos queda la ciudad de OZ... "¿A ver al mago?- preguntó el espantapájaros
-A ver al mago!- contestó Dorothy."
Te quiero mucho niñata.

Billy MacGregor dijo...

Éste es muy, muy bonito. Por lo que tiene de sencillo y sencillo. No sé, si me entiendes.